Informes: (011) 4350-3800    Turnos (011) 4350-3811   (011) 4002-1111                      

6 recomendaciones

Higiene visual durante la pandemia

Higiene visual durante la pandemia

Durante este tiempo de encierro por la pandemia, nos vimos obligados a permanecer más horas resguardados en ambientes cerrados bajo luz artificial, con un mayor tiempo de exposición a las pantallas de nuestros dispositivos electrónicos (televisores, computadoras, tabletas y celulares). Estos dispositivos emiten una radiación potencialmente dañina llamada LUZ AZUL que en exposiciones prolongadas, afecta especialmente a los ojos provocando síntomas de cansancio y estrés visual. A largo plazo puede causar alteraciones en las células de la retina del ojo.

 

En nuestros días, el tiempo que transcurrimos expuestos a la luz artificial es significativamente mayor al tiempo de exposición a la luz natural (sol). En este contexto, la radiación de LUZ AZUL se ha transformado en una amenaza mayor a la radiación UV del sol, generando envejecimiento prematuro y enfermedades a nivel ocular, piel, etc. Por esto se recomiendan protectores para bloquear estas radiaciones, tanto para la piel como para los ojos expuestos (lentes con filtros para luz azul). 

 

La importancia de la luz ambiente:

No es conveniente utilizar móviles y tabletas en recintos oscuros. Cuando los utilizamos en entornos iluminados, nuestra pupila está contraída y así bloquea en gran medida la entrada en el ojo de la luz azul que emiten. Sin embargo, cuando los consultamos a oscuras, la pupila se dilata, permitiendo la entrada de mayor cantidad de radiación lumínica.

 

Algunas recomendaciones:

 

1–Elegir la luz natural siempre que sea posible.

Se ha comprobado mediante numerosos estudios el aumento de la incidencia de miopía a partir de las condiciones que ha generado la pandemia. La privación de contacto con luz natural de la vida al aire libre y el exceso de utilización de dispositivos electrónicos, ha generado un  aumento del porcentaje de miopías a nivel mundial.

 

2—Evitar rascarse los ojos.

La permanencia frente a las pantallas que emiten luz artificial, causan sequedad ocular, lo que provoca picazón y necesidad imperiosa de rascado de los ojos. Esta acción predispone a la aparición de astigmatismos latentes, tanto en niños como en adultos. Para evitar la sequedad ocular que provoca sensación de picazón, se recomienda el uso de lubricantes oculares que debe indicar el médico oftalmólogo.

 

3–Luz ambiente adicional.

En el ambiente de trabajo, además de la luz que produzca el dispositivo electrónico o la luz focalizada como un velador, debe haber luz ambiental (en lo posible luz natural).

 

4—Gafas con filtro para luz azul (Blue filter).

Utilizar en los lentes la protección correspondiente para las radiaciones emitidas por la luz azul (blue filter). Estos lentes pueden ser con o sin corrección. 

 

5—Parpadeos voluntarios.

Dado que reducimos un 66% la frecuencia de parpadeo, incrementarlo voluntariamente en forma recurrente, para mantener la lubricación corneal. 

 

6—Descansos visuales al aire libre.

En Oftalmología tenemos la regla mundial "20-20-20" que consiste en que cada 20 minutos de exposición a un dispositivo y de trabajos que requieren esfuerzo visual, realizar por lo menos 20 segundos de descanso dirigiendo la mirada a lo lejos, a más de 20 pies (o sea a 6 metros o más).

 

Consulte anualmente al médico especialista en Oftalmología para descartar alguna patología que no se haya manifestado en controles anteriores, para así tratarla a tiempo. La Sociedad Argentina de Oftalmología recomienda un control oftalmológico anual, a partir del año de vida de las personas.

 

Dra. M. Fernanda Bertoncello, Oftalmología Clínica y Cirugía Ocular - Sanatorio Modelo Quilmes.